miércoles, 19 de agosto de 2009

Primera Parte Capitulo 50

Cuarta Parte, Capítulo Quincuagésimo;
Personajes:

Don Quijote, Quien argumenta que los libros caballerescos son puros y ciertos.
Cura, quien está presente y ayuda a darle dinámica a esta conversación.
Canónigo, Quien le dice al Quijote su último parecer ante los libros caballerescos.
Sancho Panza, quien argumenta sobre sus tierras y como él las manejaría.
Eugenio, quien se encuentra con todos y se prepara para relatar su historia.


Durante este Capítulo de la novela la cual ya está cercana a los finales de la Primera parte del libro, habla sobre como Don quijote y el Canónigo sostienen una conversación en la cual se cuestiona la verdad sobre los libros de Caballerías. Dado a que don quijote defiende estos libros con tanto rigor el canónigo queda impresionado ya que este a simple vista es un hombre de grandes conocimientos y rompe todas estas ideas cuando habla semejantes necedades. Por su parte a don quijote le parece exactamente lo contrario, ya que no puede creer como canónigo no lo apoya en sus argumentos. “No diga tal blasfemia, y créame que le aconsejo en esto lo que debe de hacer como discreto, sino léalos y vera el gusto que recibe de su leyenda.” (Pg. 509, Don quijote”) con esta cita se refleja claramente la pasión ya antes vista de nuestro caballero por estos libros y como recomienda al Canónigo que los lea para que este sea parte de lo que él siente. Este sustenta sus argumentos adentrándose en una historia de un caballero el cual con su valor y valentía salgo a un pozo lleno de cosas terribles y que cuando salto en el para rescatar a alguien aterrizo en un paraíso más bello que el cielo. Toda la historia de desenlaza como un argumento para sustentar la belleza de estos libros.
Consiguientemente el canónigo le responde a don quijote y los puntos de vista quedan claramente establecidos. Prontamente comienzan a hablar sobre la fama que le puede traer a alguien ser caballero y de esta forma Sancho se adentra en la conversación diciendo que el añora su islote o condado para poder gobernarlo, y que así no es pues que lo alquilaría y viviría de la venta. “Y a dios y veamos, como dijo un ciego a otro.” (Pg. 513, Sancho) Este corto refrán que Sancho utiliza simplemente refleja la astucia que sancho tiene y la fe que dentro de sí reposa para conseguir su recompensa de todas sus aventuras. El capitulo termina con la llegada de un cabrero por el leve escape de una de sus cabras el cual en el futuro tendrá una gran historia que contarnos a nosotros al igual que a todos los que allí están presentes.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

muy buen resumen, pero tu madre sigue siendo una puta

Anónimo dijo...

Pura vida!! Tu resúmenes me ayudaron mucho en mis exámenes

Anónimo dijo...

Upppps!! Jajaja

Kaoly Perez dijo...

Hola, quisiera hacer una pregunta.

Cuál es el tema de este capítulo, y donde ocurre?! Si eres tan amable, me podrías contestar, por favor!