miércoles, 19 de agosto de 2009

Primera Parte Capitulo 42

Cuarta Parte, Capítulo Cuadragésimo Segundo;
Personajes:
Cautivo, Quien reconoce al Oidor como su hermano que tomo el camino de las letras.
Oidor, quien llega a la venta confuso y se reencuentra con su hermano mayor.
Clara, quien es la hijo del oidor que junto con el llega a la venta
Cura, Quien introduce al encuentro de los hermanos en la venta.
Don Quijote, quien recibe con grandes bienvenidas al oidor que llega a la venta.

El episodio comienza con l final de la historia del Cautivo hacia todos los que se encontraban en la venta. Una vez el cautivo finaliza Don Fernando, Cardenio, Dorotea y todos lo que estaban presentes les ofrecieron ayuda a Zoraida y al Cautivo para que estos pudieran continuar con su jornada más cómodamente. De esta manera se aproxima una caminata nueva a la venta y al llegar a ella se descubre que los que vienen son un Oidor con su una doncella (su hija) y sus mozos. Al llegar Don Quijote todavía conmovido por su discurso sobre las Armas y las letras recibió al Oidor de una manera muy descriptiva y colorida diciendo: “Entre vuestra merced, digo, en este paraíso, que aquí hallará estrellas y soles que acompañen el cielo que vuestra merced trae consigo, aquí hallará las armas en su punto y la hermosura en su extremo.” (PG. 441, Don Quijote.) Es entonces con esta cita del texto que podemos ver como Don Quijote recibe al Oidor diciéndole que en la venta encontrara bellezas a acompañar a la de su Hija y como las armas se encuentran en su punto refiriéndose a la experiencia del Cautivo y la suya en cuanto al tema y de este modo del Cura al de las letras.

De esta manera se continua con la divertida historia que Cervantes presenta y resulta ser que las cosas se dan para que este oidor que llega a la venta a pedir donde reposar, es el hermano menos del Cautivo quien escogió el camino de las letras cuando con su padre tomo el camino de su vida. De esta manera el cura se ve como el mediador entre los dos hermanos para volverlos a presentar de una manera pertinente y discreta. Es entonces durante la cena que lo hace y en esta historia el Oidor se conmueve de las nuevas que le traen de su hermano a lo cual reacciona apasionadamente. “OH buen hermano Mio, y quien supiera ahora donde estabas, que yo te fuera a buscar y a librar de tus trabajos, que aunque fuera a costa de los míos.” (PG. 444, Oidor.) Es aquí cuando podemos darnos cuenta de la unión familiar que se presenta aquí y como el hermano recibe de manera amorosa. Finalmente los hermanos reencuentran y todos se van dichosos a descansar, cuando un suceso inesperado ocurre. En la venta.

9 comentarios:

Daniel Gòmez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Daniel Gòmez dijo...

Muy bueno felicidades

Anónimo dijo...

creo que falta una revisada de unas cuantas palabras en el texto, pues leo y a veces no estoy seguro de si como es en realidad la palabra...

Anónimo dijo...

me parece que le falta un poco a la redaccion pero no importa mucho asi esta bien

Anónimo dijo...

hijo puta me as jodido la vida

Anónimo dijo...

mono no sabe escribir

Anónimo dijo...

Es un asco de resumen me cogi a tu jefa

Ramon Lobo dijo...

Hola Tío, tu texto es un poco más resumido de lo que esperaba y sinceramente no he entendido una Mierda, Saludos

Ramon Lobo dijo...

Hola Tío, tu texto es un poco más resumido de lo que esperaba y sinceramente no he entendido una Mierda, Saludos