lunes, 17 de noviembre de 2008

PRIMERA PARTE CAPITULO 15

Diario Lector
Tercera Parte, Capítulo Decimoquinto;
Personajes:
Don Quijote, Quien es golpeado por los Yangüeses atormentados por sus acciones.
Sancho Panza, Quien es Golpeado por los Yangüeses al igual que su amo.
Yangüeses, Quienes golpean a los dos protagonistas al verlos agredir a un compañero.


Durante el capítulo 15 Don Quijote y Sancho Panza se encaminan en su rumbo hacia una de sus nuevas aventuras, y así despiden a todos aquellos que los acompañaron durante el entierro de Grisóstomo. Los dos protagonistas llegan a un apacible lugar en donde se extiende una llanura de hierba, por la cual también pasa una pequeña quebrada de agua fresca. Estos deciden pasar el rato de la siesta en este lugar y corren con la mala suerte de la aparición de unos Yangüeses, los cuales con sus potras incitan a rocinante a un poco de juego lo cual termina en tragedia para nuestro caballero andante y su fiel escudero.

Al aproximarse rocinante a las yeguas, los Yangüeses notan el problema que esto podría significar en el futuro y por lo tal con sus simples armas le pegan a Rocinante de tal forma que lo dejan malparado en el suelo. Notando esto, Don Quijote y Sancho Panza toman sus espadas y toman la iniciativa de pelear. Sus esfuerzos terminan en desgracia y ambos Sancho tanto como su amo terminan derrotados en el suelo sin dignidad alguna más que sus heridas.

“Querría, si fuese posible, que vuestra merced me diese dos tragos de aquella bebida del feo Blas, si es que la tiene vuestra merced ahí a mano: Quizá será de gran provecho para los quebrantamientos de huesos, como lo es para las feridas.” (Pg.132)

Con esta cita se puede ver como Sancho hace referencia a la poción que Don Quijote menciona capítulos atrás, tal vez haciendo una burla de esto o también refiriéndose a esta de forma sería para poder curar sus heridas.

Durante lo restante del capítulo Don Quijote y su escudero se recuperan lentamente mientras sostienen un dialogo sobre la Ínsula q será concedida a Sancho y otros temas comúnmente mencionados a lo largo de la novela. Finalmente parten en la mula, la cual es la única que no está mal herida tal vez representando que muchas veces los mas sensatos y los mas inteligentes son aquellos que no lo presumen ni lo demuestran, como dice el refrán “Un Burro hablando de Orejas.”

1 comentario:

Juan felipe Molina bohorquez dijo...

gracias porque ayudo mucho con mi tarea