lunes, 17 de noviembre de 2008

PRIMERA PARTE CAPITULO 6

Diario Lector
Capitulo Sexto;

Personajes:
Sobrina, quien ayuda a realizar la quema de libros.
Ama de Llaves, quien tira los libros hacia el corral por la ventana, para así quemarlos.
Pero Pérez (El cura del lugar), quien se encargara escoger y quemar los libros.
Nicolás (El barbero del lugar), Quien se encarga ayudar al cura a quemar los libros.


Don Quijote se encuetar durmiendo durante el transcurso de este capítulo, en el cual los personajes en él se encargan de seleccionar los libros de su librería que para ellos son aptos para quemar. El cura y el barbero se encargan de revisar los libros cautelosamente antes de tirarlos hacia el corral. Por el otro lado el ama de llaves y la sobrina desean botarlos todos de una sola vez, argumentando que si se dejan algunos serán estos los que causan la locura de su horrado hidalgo. El capitulo trata en su mayor parte sobre los libros que botan y la opinión que el cura da sobre estos. En sus páginas se puede ver el gran gusto que el cura tiene por estos libros, y el gran conocimiento que tiene en general. La mayoría de los libros son para quemar mientras que ay 4 o 5 títulos que son reservados según el criterio de Pero Pérez, entre ellos uno mismo de Miguel de Cervantes, cosa que causa cierta gracia ya que cervantes salva y adorna con cumplidos a su escritura a través del cura.

“Muchos años ha que es grande amigo mío ese Cervantes, y sé que es más versado en desdichas que en versos. Su libro tiene algo de buena invención: Propone algo, y no concluye nada; es menester esperar la segunda parte que promete: quizá con la enmienda alcanzará del todo la misericordia que ahora se le niega; y entre tanto que esto se ve, tenedle recluso en vuestra posada, señor compadre.” (Pg. 68)

Con esta cita podemos ver como emplea el cura la salvación del libro de Cervantes y a la vez podemos darnos cuenta de cómo Cervantes usa esta capitulo para criticar a muchos libros de caballería, al igual que para horrar a muchos aquellos que se lo merecen.

1 comentario:

Anónimo dijo...

que editorial es el libro en el cual sacastes la cita