miércoles, 19 de agosto de 2009

Primera Parte Capitulo 49

Cuarta Parte, Capítulo Cuadragésimo Noveno;
Personajes:

Don Quijote, Quien Discute con el Canónigo la credibilidad libros de caballerías.
Cura, quien acompaña a todos y quien deja ir a Don Quijote en libertad parcial.
Canónigo, Quien discute con el hidalgo la credibilidad de los libros de caballerías.
Sancho Panza, quien ayuda a que su amo sea liberado parcialmente.

El capítulo comienza con el desarrollo de el dialogo entre amo y escudero sobre las necesidades del hombre, y como estas muestran el verdadero estado de encantamiento de el ser en sí. Don Quijote quien se deja convencer hasta cierto punto no le cree por que sostiene que existen nuevas maneras de encantamiento. Por lo tanto Don Quijote y sancho deciden poner a prueba esta inquietud, tratando de ponerse en libertad para probar si el conjuro es real. “Y cuando tú veas coyuntura de poner en obra mi libertad, yo te obedeceré en todo y por todo; pero tú, Sancho, verás cómo te engañas en el conocimiento de mi desgracia.” (PG. 502, Don Quijote.) Aquí se refleja como don quijote cree que en realidad si está encantado pero aun así le obedece a Sancho y le sigue su consejo. En esto sucede que liberan a Don quijote quien saluda a su rocín y de tal modo hace de sus necesidades a lo cual el Canónigo le pregunta que si es verdad lo que con el sucede que los libros de caballerías lo llevaron a su locura, adentrándose en una gran critica de estos. “Es posible señor hidalgo, que haya podido tanto vuestra merced la amarga y ociosa lectura de los libros de caballerías, que le hayan vuelto el juicio.” (PG. 503, Canónigo.) Con esta cita el Canónigo expresa su preocupación hacia el tema y le impresiona que exista tal circunstancia para un ser de tal intelecto.

La historia continúa y el Canónigo trata de persuadir a Don Quijote de no leer más libros de ese estilo, pero que aun así si esa es su verdadera pasión que lo continúe haciendo, pero de tal manera que lea los que cuentan las valerosas historias de los Caballeros reales que históricamente se comprueba que trabajaron en este oficio. A le responde nuestro caballero que no diga tales mentiras que si esto fuera verdad el estaría diciendo que Amadís de Gaula entre otros nunca existieron y que estas era puras blasfemias. También este le respondió que le sorprendía mucho más a el hecho de saber que una persona de tal talle como lo era Canónigo no leyera tales libros y al contrario los criticaba. De esta manera termina el episodio con la discusión de estos dos personajes acerca de este relevante tema.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Cuando termine de leer todos tus resumes, copiaré toda tu página y crearé una nueva de mi propiedad, así que gracias, pringao

Anónimo dijo...

"Cuando termine de leer todos tus resumes, copiaré toda tu página y crearé una nueva de mi propiedad, así que gracias, pringao"


¡Wow! Sos todo un troll equisde equisde.
No sé que es más patético, que lo hagas o que lo publiques. ¬¬!
:facepalm:
Vaya vea que hace y deje de hacer el papel pataso...

Anónimo dijo...

Jojo... joder!