lunes, 17 de noviembre de 2008

PRIMERA PARTE CAPITULO 14

Diario Lector
Segunda Parte, Capítulo Decimocuarto;
Personajes:
Don Quijote, Quien defiende Marcela de los pastores y auxilia los textos del difunto.
Vivaldo, Quien lee la canción del difunto y auxilia los textos de este mismo.
Marcela, Quien argumenta su libertad y deja clara su inocencia ante la reciente muerte.
Ambrosio, Quien insulta a Marcela y la culpa por la muerte de su amigo. Hace la ceremonia.
Grisóstomo, quien es recordado a través de su canción del desdicho.

En este capítulo se llevan a cabo varios eventos de suma importancia para la novela. Al llegar Don Quijote y sus acompañantes al lugar del entierro se dan cuenta de los textos que le pertenecían a Grisóstomo, por lo tanto Vivaldo y Don Quijote entran en una discusión con Ambrosio para que así se logren salvar estos escritos. Vivaldo recoge uno de estos textos, cual resulta ser una canción de Grisóstomo titulada “Canción Desesperada”. Este la lee con ferviente determinación, la cual logra cautivar el interés de toda la presente audiencia.

Esta canción desesperada trata sobre la infortunada vida que Grisóstomo tuvo al tener la suerte de encontrarse con Marcela y enamorarse de ella. En su canción hace mención a Dioses, al igual que a desafortunados que están condenados a desgracias por el resto de su vida. De esta manera la canción siempre gira en torno a la idea de un suicidio que el autor insinúa a través de la prosa que ésta escrita en rima AB, BA. “Oh en el reino del amor fieros tiranos celos!, ponedme un hierro en estas manos. Dame, desdén, una torcida soga.” (Pg. 122) Hace referencia al martirio que su vida y los celos le causan, pidiendo que estos mismos martirios y menosprecios le concedan la dicha de otorgarle una espada y una soga para él, con sus propias manos suicidase.

Continuando con la historia, aparece finalmente la mujer que es acusada injustamente con la muerte de Grisóstomo, la cual demuestra ser una mujer de principios y de fuertes valores a través de un discurso majestuoso que deja perplejo hasta a la última alma presente. Marcela es una mujer decidida la cual como buena seguidora de sus convicciones habla sin cesar y argumente su inocencia en la muerte de este hombre. Esta se sustenta con la teoría de que la vida otorga ciertas cualidades a las cosas y que ella fue bendecida con la belleza. Por lo tanto esta belleza no es producto de sí misma y no tiene ninguna responsabilidad por la muerte de este hombre el cual se atrajo a ella por esta cualidad. “Cuanto más, que habéis de considerar que yo no escogí la hermosura que tengo, que tal cual es el cielo me la dio de gracia, sin yo pedilla ni escojella.” (Pg. 126).

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Es una mierda no me sirvio de nada yo busco el capitulo capitulo no que me cuneten acontinuacion noseque ect...

Anónimo dijo...

Ami de primeras no me sirvío pero esque etendría que contar el capitulo no que pasa a continuacion no que de un resumen no es tan complicado y no te mereces el titulo de análisis porque es como si hablases tu solo